¿Insomnio durante el embarazo?


El insomnio en el embarazo es uno de los síntomas más habituales del período de gestación. Si estás en este momento, tómatelo con calma. Los embarazos alteran todo tu organismo y también tu descanso.

Es posible que notes que tu sueño entra a diferentes horas, que no aparece en los momentos habituales de dormir o, simplemente, que no tienes ganas de hacerlo. A continuación, puedes entender algunos motivos que llevan a que estas alteraciones del sueño se produzcan durante los meses de gestación.

¿Qué motivos provocan insomnio en el embarazo?

La época de gestación está cargada de cambios. Muchos de ellos están relacionados con el cambio hormonal. Los trastornos del sueño son unas de las consecuencias más habituales en las embarazadas, sobre todo en las etapas finales. A nivel anímico, los procesos hormonales están mucho más acelerados, la creación de hormonas se dispara y tu cuerpo reacciona de forma activa a esas novedades. Mientras, a nivel físico, cada vez pesas más y la barriga te deja moverte con más dificultades. El problema es el sueño.

Aunque es una época relativamente corta, es muy normal que se te haga larga porque, al no dormir, no eres capaz de recuperarte del cansancio. Es importante que pienses que antes del parto debes estar lo más descansada posible. En el momento de dar a luz, tu cuerpo va a necesitar hacer un esfuerzo enorme. Si acudes al hospital con un cansancio de meses que no has podido recuperar ni siquiera parcialmente, tu nivel de cansancio va a aumentar mucho y no vas a poder disfrutar tanto el momento posterior al nacimiento.

¿Cómo combatir el insomnio?

A pesar de que los momentos de insomnio se vuelvan cada vez más recurrentes a medida que el desenlace del embarazo se acerca, debes intentar descansar lo más posible. Para ello, establece unas rutinas estrictas de descanso y no te las saltes por nada. Aunque no duermas, tus piernas y tu espalda se recuperarán de cargar con el peso de la barriga. Además, tu cuerpo entenderá que es un momento de relax y esta acción puede ayudar a engañarle para que te deje dormir.

Además de esto, hay otros pequeños gestos que te pueden ayudar a dormir. Por ejemplo, no abandones el ejercicio moderado (siempre que no se necesite reposo), recuerda beber siempre mucha agua (sobre todo a lo largo del día) e intenta ingerir comida elaborada en casa. La comida casera es más ligera que la industrial o la que se cocina en restaurantes. Esto te va a ayudar a tener unas mejores digestiones que, a su vez, no te van a impedir estar cómoda a la hora de ponerte a dormir.

En conclusión, permanecer relajada cuando estás atravesando una época de insomnio es básico para descansar lo máximo posible antes del parto. Además de estos consejos, puedes probar a hacer ejercicios de relajación, a cenar temprano y a darte baños relajantes por las noches. Cualquier técnica que te funcione para combatir el insomnio en el embarazo es válida si te permite afrontar mejor la llegada de tu bebé.

APÓYATE EN MÁS PAÑALES

Con estos consejos ya sabes cómo puedes gestionar el insomnio durante el embarazo y de qué forma controlarlo.

Apoyándote en los productos de Más Pañales, conseguirás asegurar tu bienestar y el de tu peque. Además, podrás encontrar un amplio surtido de productos para ti y para tu bebé, desde higiene (pañales o toallitas) hasta más productos de alimentación, juguetes y productos prácticos, ¡todo al mejor precio! Porque la calidad no está reñida con el precio (y mucho menos cuando se trata del bienestar de tu peque), visita Más Pañales y consigue los mejores productos para tu bebé con una buena calidad y un buen precio.

Por tanto, ya sabes cómo equilibrar el insomnio durante el embarazo y cuidar de tu descanso. ¡Te esperamos con mucha ilusión en Más Pañales!

¿Te gustó? !Compártelo en tus Redes Sociales!:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *