Cuándo incluir los potitos en la dieta del peque


Los bebés crecen a pasos agigantados. Antes de que te quieras dar cuenta, habrá llegado el momento de incluir los potitos en la dieta del peque. Sin embargo, esta fase puede generar muchas dudas entre las mamás y los papás. Si es tu caso, en este artículo te contamos lo más importante. ¡Sigue leyendo!

Cuándo es el momento de empezar con los potitos

Como sabes, la lactancia materna se ha de mantener el máximo tiempo posible, ya que cubre todas las necesidades de tu pequeño. De no poder hacerlo, hoy en día existen muy buenas leches de continuación que cumplen la misma función.

Llegado el momento, el peque deberá iniciar la alimentación complementaria a la leche. Es importante que tengas en cuenta que la introducción de otros alimentos como los cereales y los potitos se debe hacer de forma gradual y sin forzar al niño, para evitar que el momento de la comida se convierta en algo negativo.

Pero ¿cuándo se debe comenzar? Sobre los cuatro o cinco meses puedes añadir de dos a cuatro cacitos de cereales en el último biberón del día. Al principio debes darle cereales sin gluten y ya a partir de los siete meses ir introduciendo el gluten en su dieta.

En el caso de los potitos, puedes comenzar poco a poco hasta conseguir darle un potito completo sobre los cinco o seis meses de edad. Los mejores potitos para empezar son los de frutas y los de verduras.

Los potitos industriales y los caseros presentan un valor nutricional semejante. Según distintos estudios, no existen diferencias entre las propiedades alimenticias de ambos tipos de preparados.

En la actualidad y debido al ritmo de vida tan dinámico y falto de tiempo, los potitos están en auge como alimentación ideal y complementaria para nuestros pequeños. Por ello es importante detenerse a comparar y darle a los pequeños aquellos que sean de máxima calidad, ya que la alimentación del pequeño en sus inicios, le repercutirá en edades más tardías.

Cómo elegir un potito de calidad

Lo aconsejable es que los ingredientes sean naturales. Por ello te recomendados prestar atención a las etiquetas nutricionales de los productos para conocer el contenido en conservantes y otros añadidos que puedan desvirtuar las propiedades del alimento.

Lo deseable es que contengan sobre todo carne, fruta, verdura, etc, sin exceso de sal ni de azúcar añadida, ya que si el bebé se acostumbra a comer dulce o salado en los primeros momentos de su vida, posteriormente lo querrá seguir haciendo e influirá negativamente en sus hábitos alimentarios.

En cuanto al aceite, el mejor para el bebé es el aceite de oliva virgen extra y no el solo virgen, el de girasol u otros ya que el contenido en grasas no saludables de estos últimos es mayor

En este artículo te hemos mostrado los beneficios de incluir potitos en la dieta del peque. Por comodidad, ya que podrás dárselo en cualquier momento y especialmente porque son alimentos muy completos que incluyen todos los nutrientes que tu bebé necesita para crecer fuerte y sano

APÓYATE EN MÁS PAÑALES

Con estos consejos ya sabes cómo puedes implementar los potitos de manera gradual en la alimentación del peque. Además, apoyándote en los productos de Más Pañales, conseguirás asegurar tu bienestar y el de tu peque. Además, podrás encontrar un amplio surtido de productos para ti y para tu bebé, desde higiene (pañales o toallitas) hasta más productos de alimentación, juguetes y productos prácticos, ¡todo al mejor precio! Porque la calidad no está reñida con el precio (y mucho menos cuando se trata del bienestar de tu peque), visita Más Pañales y consigue los mejores productos para tu bebé con una buena calidad y un buen precio.

Por tanto, ya sabes cómo incluir en la dieta de tu peque la alimentación complementaria de los potitos. Con algo de comprensión y las herramientas adecuadas, disfrutaréis como nadie. ¡Te esperamos con mucha ilusión en Más Pañales!

¿Te gustó? !Compártelo en tus Redes Sociales!:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *