Cómo saber si la casa guarda la seguridad para los peques


La seguridad para los peques dentro de tu propio hogar nunca es suficiente. ¿Sabes si tu hogar está a prueba de peques correteando por todos los sitios? ¡No! No nos referimos a instalar una alarma en casa, sino a asegurar todas las estancias para que los peques no se hagan daño.

A continuación, te indicamos aquellos lugares que pueden ser una amenaza para ellos y qué puedes hacer para protegerles.

Las medidas que debes tomar en cada estancia de tu casa

En el momento en el que los más pequeños de la casa comienzan a dar los primeros pasos o a gatear, aparte de que se nos cae la baba, debemos extremar todas las medidas de protección, ya que el hogar puede representarles una serie de peligros de gran consideración.

La cocina

Sin duda, es el primer rincón en el que habrás pensado, aunque más adelante te darás cuenta de que no es el único. A todos se nos viene a la mente la cocina como el lugar más peligroso para los niños porque está repleto de cubiertos con los que se pueden herir, además del horno y todo aquello que tiene que ver con el fuego y el aceite.

Aunque les puedes cerrar la cocina, siempre es bueno mantener bajo llave los objetos punzantes, como cuchillos, tenedores y tijeras. Por otro lado, nunca dejes solo a tu bebé cuando haya algo cocinándose, ya que su curiosidad puede hacer que se le caiga una sartén encima. De todas formas y por si acaso, pon los mangos siempre hacia adentro, para que tu pequeño no pueda alcanzarlos.

El baño

La entrada al baño debe realizarse siempre con tu compañía. Si tienes bañera, pon una alfombra antideslizante y nunca se te ocurra dejar a tu pequeño bañándose solo ni por un minuto, aunque creas que el agua no puede cubrirlo. Muchos accidentes ocurren de esta manera.

Ojo también con los enchufes, no solo del baño, sino de cualquier lugar de la casa. Los más recomendables son los de tierra, pero siempre puedes encontrar artilugios para taparlos, que son realmente seguros.

Armarios y cajoneras

Los armarios y cajoneras suelen ser los sitios donde acostumbramos a guardar aquellos objetos que consideramos peligrosos para nuestro bebé. Como ejemplo tenemos las medicinas. Nuestro consejo es que no tomes ninguna delante de tu pequeño, ya que tiende a imitar todo lo de sus mayores. Aun así, debes mantenerlas escondidas.

Para que tus niños no abran los armarios, cajones o electrodomésticos, los cierres dobles de seguridad multiusos de Lindam son los más indicados. Por otro lado, cuídales de las esquinas de los muebles, sobre todo de las mesas, mediante el protector de esquinas Lindam.

Las puertas son otros elementos que pueden resultar muy peligrosos para tu bebé. Recuerda que a los pequeños les gusta investigar sin descanso, así que lo mejor es colocar en cada puerta un Stopper II de Olmitos.

La seguridad para los peques nunca es suficiente, por eso no debemos dejarlos solos ni por un segundo, además de cerrar herméticamente todas las ventanas. No escatimes en sus cuidados.

APÓYATE EN MÁS PAÑALES

Con estos consejos ya sabes cómo puedes asegurar tu hogar a prueba de las aventuras de los más peques de la casa. Además, apoyándote en los productos de Más Pañales, conseguirás asegurar tu bienestar y el de tu peque. Además, podrás encontrar un amplio surtido de productos para ti y para tu bebé, desde higiene (pañales o toallitas) hasta más productos de alimentación, juguetes y productos prácticos, ¡todo al mejor precio! Porque la calidad no está reñida con el precio (y mucho menos cuando se trata del bienestar de tu peque), visita Más Pañales y consigue los mejores productos para tu bebé con una buena calidad y un buen precio.

Por tanto, ya sabes cómo debes reforzar la seguridad de la casa para que tu peque la explore sin problemas. Con algo de comprensión y las herramientas adecuadas, disfrutaréis como nadie. ¡Te esperamos con mucha ilusión en Más Pañales!

¿Te gustó? !Compártelo en tus Redes Sociales!:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *