Cómo enseñarle a tu peque a comer solito en la trona


Tu peque está creciendo… muchísimo! Porque aunque has disfrutado de la etapa en la que le has amamantado o en la que le has dado el biberón y has visto cómo disfrutaba comiendo, ha llegado la hora de instruirle y educarle para que aprenda a comer solito en su propia trona.

Es un momento muy importante en el proceso de aprendizaje de bebé y es un momento en al que os enfrentáis por primera vez tanto los papis como el peque, por lo que sea un proceso de adaptación conjunto. ¿Quieres saber cómo ayudar a tu peque en este gran paso?

Qué supone el paso a la trona

El hecho de que el bebé esté en el momento de pasar a la trona supone un gran cambio: deja la fase de lactancia o de los biberones como alimento diario y poquito a poco comenzará a ingerir alimentos más sólidos. A parte, el vínculo y la atención entre padres y peque se ve modificada porque cambia el lugar donde se realiza la acción, por lo que hay un cambio de patrón y conducta que el peque tiene que entender.

– Una de las opciones para integrar este gran paso en vuestra vida es utilizar la trona en alguna de las comidas del día intercalándola con los bibes o lactancia, para que el cambio no sea tan brusco para el peque.

– El confort en este punto es clave para que no asocie este cambio a algo negativo. Para ello, una trona evolutiva que lo acompañe en distintas etapas y ante diferentes necesidades, puede resultar ideal.

– Sé tú mismo el que le incite a querer usar la trona. ¿Cómo? ¡Muy sencillo! A parte de darle el propio uso de la comida, déjale que haga en ella otras actividades que le gusten como colorear o jugar, así no lo percibirá como un sitio frío o aburrido. Eso hará que él mismo tenga ganas de dar este paso.

– Aunque sea su trona, siempre debe estar acompañado. No solo por una cuestión de seguridad (nunca debería quedarse fuera de la vista de los adultos de la casa), sino porque no es conveniente que la sillita se asocie a la idea de abandono o a la de soledad. Es uno de los puntos más importantes para que el cambio a la nueva etapa no suponga algo traumático para el pequeño.

– Cuando se sienta cómodo en su trona, es momento de aportar naturalidad a este nuevo cambio. Para ello, lo único que habrá que hacer es comportarse con normalidad y que el peque te vea haciendo las mismas cosas que hacías antes para que vea que no es algo dramático.

– Una vez tu peque se haya acostumbrado a comer en la trona y hayáis entrado en esta nueva etapa de aprendizaje juntos, es de vital importancia que no retrocedáis por el hecho de tener comidas fuera de casa. Para ello, lo mejor es que siempre tengáis la opción de contar con una trona que podáis transportar a cualquiera de los lugares a los que podáis tener una comida fuera de casa, como esta trona plegable y fácil de transportar.

Siguiendo estos consejos y apoyándote en los productos de Más Pañales, conseguirás asegurar un buen uso de la trona para tu peque, dándole la oportunidad de seguir creciendo de vuestra mano. Conforme vaya descubriendo que los cambios no tienen por qué dar miedo y pueden aportarte felicidad… ¡crecerá a pasos agigantados!

Además, podrás encontrar un amplio surtido de productos para ti y para tu bebé, desde higiene (pañales o toallitas) hasta más productos de alimentación, juguetes y productos prácticos, ¡todo al mejor precio! Porque la calidad no está reñida con el precio (y mucho menos cuando se trata del bienestar de tu peque), visita Más Pañales y consigue los mejores productos para tu bebé con una buena calidad y un buen precio.

¡Te esperamos en Más Pañales!

¿Te gustó? !Compártelo en tus Redes Sociales!:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *